Educación contra el machismo.

Porque aunque nos cueste creerlo, ese hombre, un día fue un niño; y los niños que tenemos hoy, pronto serán chicos y chicas, serán hombres y mujeres.

Y depende de nosotros, de quienes educamos a esos niños y niñas, de sus padres y madres, que las cosas sean de otro modo.

Podría cargar las tintas contra la sociedad machista y desigualitaria en la que vivimos; contra la herencia recibida de tantas generaciones en las que las cosas se hacían “de otra manera”; contra la publicidad, los medios de comunicación, las políticas económicas y sociales, el mundo de la moda, el cine….. Podría hacerlo y no me faltaría razón.

Pero resulta que la sociedad la conformamos nosotros, Sigue leyendo

Sobre hemisferios y políticas educativas.

Llega la LOMCE y ell sector de la educación de nuevo patasarriba; no es que nos venga de nuevo -que ya llevamos unas cuantas-, pero no por ello estamos inmunizados: siguen doliendo.Paulo-Freire-La-web-del-Estudiante-1

Y es este dolor el que nos empuja a reflexionar sobre lo que supone realmente esta nueva ley; ya que si con el sistema educativo resultante educaremos a los ciudadanos de mañana, entiendo que con esta reforma estamos sentando las bases de nuestra futura sociedad, casi nada.

Una sociedad en la que la filosofía será optativa, saber quiénes son Aristóteles, Rousseau, Descartes, Marx o Kant será opcional. Sigue leyendo

Aprender a pensar para actuar

Memorias de un encuentro:
Congreso internacional de AMEI:
“Aprender a pensar para actuar”

Son muchos los hqdefaultgrandes momentos con los que me quedo de este encuentro, y no tanto por las lecciones magistrales sobre educación – que las hubo y muchas -, sino por todo lo que en mí han suscitado.
Ya anunciaba el maestro Celso Antúnez en su apertura del congreso que nuestra misión como educadores es la de “provocar”, “preguntar mucho para que sea el niño el que busque las respuestas”; y le siguió Mar Romera en su conmovedora intervención diciendo que “no aprendemos conceptos, sino que aprendemos a los profesores, y lo que ellos proyectan en nosotros”.

Pues bien, si es cierto que es así, ambos ponentes hicieron muy bien su trabajo como maestros, ya que fueron muchos los pensamientos evocados, y la emociones suscitadas en los allí presentes. ¡Y sólo era el principio! Nos esperaban todavía dos emocionantes días. Sigue leyendo