Consecuencias, esa gran palabra.

Cuando ví el vídeo hace ya un tiempo pensé en la frase de B. Brecht “Qué tiempos seran los que vivimos que es necesario defender lo obvio”. De hecho, últimamente esta frase me viene a la cabeza con bastante frecuencia.

Lamentablemente la realidad a menudo acaba superando a la ficción, y recientemente esta realidad ha tenido las consecuencias más graves imaginables: una mujer se ha suicidado por la difusión de un vídeo sexual íntimo entre sus compañerxs de trabajo.

Y casi es tan nefasta la noticia en sí, como el tratamiento mediático, opiniones, juicios, y comentarios de personajes y personajillos que Sigue leyendo